dimarts, 11 de novembre de 2014

Pedro Melenas


Der Strummelpeter, o como nos ha llegado traducido, Pedro Melenas, es uno de esos libro que requiere una breve contextualización. Vio la luz en la primera mitad del s XIX a manos de H. Hoffmann; desesperado éste en buscar un libro adecuado para su hijo y sin encontrar ninguna que le satisfaciera, decidió hacerlo él mismo. La obra que creó nos lleva al peor de los mundos posibles. Lo que se nos muestra es  la causa-efecto en estado puro: si te chupas el pulgar vendrá un hombre a cortártelo. Huye de lo edulcorado de las obras infantiles de la época tanto en el mensaje como en la estética final. Hay una clara y evidente finalidad en el libro: la de aleccionar a los niños, no la de agradar, y reflejo de ello es que la ilustración -cruda, realista y explícita-  impera sobre el texto. El miedo es el recurso pedagógico que utiliza Hoffmann en cada una de las historias -diez en total- creando un muestrario del horror.


Este libro de humor macabro y personajes grotescos, tiene un poder de atracción sorprendente. Es justamente este toque siniestro lo que la convierte en una obra atemporal y le resta todo intento de moralizar hoy en día, y en definitiva, lo que hace que deba perdurar. Pero aún así es un buen libro para abrir diálogo con un niño (público potencial de los 6 a los 9 años) y que vean el peligro que algunas acciones pueden comportar. Muy recomendable. Y todo ello al más puro estilo Tim Burton.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada